Una casa nueva para empezar de cero

Una casa nueva para empezar de cero
La vida está llena de sorpresas, y a veces acabamos en el lugar más inesperado. Por ejemplo, en una casa pequeña. Estos giros del destino pueden ser los mejores momentos para cambiar y madurar. Te mostramos cómo sacar el máximo partido a tu nueva vida.

Aunque las casas pequeñas resultan muy acogedoras, suelen carecer de las habitaciones que consideramos imprescindibles. Pero que ya no puedas tener tu propio espacio de trabajo independiente no significa que no puedas crear uno perfectamente funcional. El salón es el lugar perfecto para ello. La parte de atrás del sofá, que suele ser un espacio muerto, es el mejor lugar para poner un escritorio o una mesa. Añade una silla y una lámpara de mesa, y aprovecha los cajones para guardar los objetos pequeños (para que la estancia no parezca abarrotada de cosas). Y no olvides poner una alfombra grande para definir la zona de trabajo.                                                                      

Que tengas menos espacio no significa que tengas menos cosas.    Las paredes pueden ser la solución. Las estanterías hasta el techo pueden con todo: colecciones, libros, o incluso tus herramientas de trabajo. Si combinas armarios abiertos y cerrados, puedes decidir qué dejar a la vista y qué mantener oculto. Y, por si fuera poco, incluso puedes adaptarlos a medida que cambien tus necesidades con el tiempo.
Tanto si tienes invitados a comer como si debes realizar unas llamadas de trabajo, el comedor es un lugar cómodo y espacioso en el que se pueden realizar diferentes actividades. Pero, por encima de todo, debes sentir que cada parte de tu casa tiene un poco de ti. Así que olvídate de empezar por completo de cero. Mejor, mezcla cosas nuevas con tus objetos favoritos para conseguir un ambiente cálido y personal.
Al empezar de cero, es importante contar con un dormitorio cómodo y acogedor para descansar. Considera utilizar colores suaves y claros, como un gris verdoso o un gris neutro. Permiten crear una atmósfera más cálida, a la vez que aportan claridad a la estancia, lo cual es importante para conseguir un espacio más íntimo. A continuación, añade unas lámparas junto a la cama. Hemos elegido una luz directa para leer y una con pantalla para aportar calidez a la atmósfera. Combina tejidos de colores similares y objetos bonitos y relajantes.
¡Atrévete tú también! 






Fuente  IKEA.COM

Entradas populares de este blog

LA ÚLTIMA INNOVACIÓN TECNOLÓGICA LLEGA AL SECTOR INMOBILIARIO Y ARQUIBROKERS YA LA ESTA IMPLEMENTANDO

Mercado Ferrando se apronta para darle vida al barrio Cordón

Buscan construir unas 500 viviendas en el predio más grande que queda libre de Montevideo