Cómo armar un departamento para un estudiante

Cómo armar un departamento para un estudiante


¿Es incompatible ser estudiante y vivir en un lugar cómodo, lindo y sin gastar mucho dinero? En esta nota te contamos cuáles son los errores más frecuentes y qué aconsejan los expertos.
Ser estudiante implica una gran responsabilidad, sobre todo si se lo combina con un trabajo fijo. Si además sumamos que la mayoría de los universitarios en Córdoba proviene del interior del país, el asunto se complica un poco más. El departamento se convierte en algo más que un lugar donde dormir: comienza a ser un lugar de estudio, reuniones, cocina, biblioteca, mini forestación… El secreto está en cómo transformar ese conjunto de ladrillos en un refugio acogedor, ordenado y cómodo.


Comprar los muebles rápido. Un error muy frecuente sucede cuando la ansiedad se sobrepone a la paciencia y, en vez de tomar unas horas para medir los espacios y los posibles muebles, se hace una sola compra velozmente y sin meditar.
Lo recomendable es evaluar la distribución del lugar, comprar conscientemente y aprender a apropiarse de los objetos.


Querer ocupar todos los espacios. Justamente es lo que genera cansancio visual y así, desorden mental. Dejar apuntes de estudio en la mesa, ropa en el sillón y toallas en la mesa de comedor, a la larga, generará sensación de asfixia.
Lo ideal es diseñar estratégicamente los lugares de guardado: estantes, cajones debajo de la mesada, muebles de baño, percheros, etc.
Elegir colores llamativos para decorar. Si bien nos pueden gustar los colores eléctricos como el rojo, fucsia, verde o naranja, debemos pensar a largo plazo. Los colores fuertes cansan a la vista, y no son los mejores aliados para la concentración.
Lo mejor es elegir colores en tonos pastel, como el lila, durazno, verde seco, marfil, celeste claro, entre otros. Pintar sólo una pared, sino se achicarán los espacios.

“Estudio en la cama”. El lugar para estudiar debe ser lo más cómodo posible, pero no una cama.
Lo más conveniente es poder separar los espacios de ocio de los de trabajo y estudio. Se debe priorizar una mesa amplia y de fácil mantenimiento. También es importante elegir sillas adecuadas, que permitan una buena postura para el estudio. La madera barnizada es la mejor aliada para este tipo de departamentos.

Dejar la iluminación para el último. Éste es quizás el error más recurrente a la hora de decorar. Se piensa la iluminación como un agregado, un lujo, cuando en realidad es la clave para darle estilo a cualquier espacio.
Las luces con colores amarillas son óptimas para los espacios de estudio y dormitorios, mientras que la luz blanca es ideal para la cocina y el baño.

Fuente :http://coterranea.com

Entradas populares de este blog

LA ÚLTIMA INNOVACIÓN TECNOLÓGICA LLEGA AL SECTOR INMOBILIARIO Y ARQUIBROKERS YA LA ESTA IMPLEMENTANDO

Mercado Ferrando se apronta para darle vida al barrio Cordón

Buscan construir unas 500 viviendas en el predio más grande que queda libre de Montevideo