¿Qué variables determinan el precio de una propiedad?


 Factores como el entorno y distribución son claves en el valor de un inmueble.


El sueño de la casa propia es compartido por muchos uruguayos. Su relevancia hace que no sea una decisión para tomársela a la ligera, sino que requiere mucha reflexión. Para ayudar en este proceso, es esencial determinar las principales variables que inciden en el costo del metro cuadrado (m2) de un inmueble y no dejarse deslumbrar por cuestiones intrascendentes, que redunden en el pago de un precio elevado que no lo vale.
En la actualidad, el m2 promedio en la capital cuesta US$ 2.670 y los barrios más cotizados son Punta Carretas (US$ 3.289), Pocitos (US$ 2.951), Tres Cruces (US$ 2.486), Parque Rodo (US$ 2.403) y Buceo (US$ 2.225), según un estudio que difundió este mes el portal inmobiliario InfoCasas en base a la demanda en su plataforma.
Sin importar en qué zona esté un inmueble, existen factores que repercuten siempre en el costo del m2 de una vivienda. Estos son la ubicación o entorno, la calidad de construcción, la superficie y distribución, los servicios que ofrece y la seguridad.

Ubicación.

Está claro que existen barrios que de por sí son más caros que otros. Pero más allá de las zonas escogidas, hay que considerar otros factores que pueden incidir tanto o más que el barrio donde reside el inmueble. En este punto, hay que mirar dónde está ubicado y el entorno que lo componen. Es clave identificar si existen supermercados, instituciones educativas y centros médicos cerca, ya que esto determinará un aumento real del costo. Las personas tienden a pagar más por facilidad y accesibilidad, por lo tanto, la distancia que existe a la parada de transporte público y qué tan conectado está con los principales puntos de la ciudad, por ejemplo, es un factor a tener en cuenta.
Si se está pensando en no pagar tanto dinero, se puede optar por no buscar en la cuadra principal de un barrio sino probar en las paralelas.
Asimismo, los vecinos también importan: una casa ubicada en una cuadra donde sus pares sean más grandes y llamativas, hace que el valor de todas las residencias de la cuadra suban. Por el contrario, si hay varias descuidadas, causa una desvalorización, según explicó a El País el director de Poggio & Asociados Propiedades, Claudio Poggio.
"Qué construcciones tengo al lado es importante. Si tengo una, dos o tres casas muy buenas en la cuadra, tiran para arriba la propiedad. Por el contrario, si hay una casa buena y dos ranchos y dos terrenos baldíos, te arruina el predio", acotó Poggio.

Calidad.

¿Qué empresa o arquitecto desarrolló el proyecto? La respuesta a esta pregunta puede inclinar la balanza hacia un lado u otro. La reputación de determinados profesionales o firmas constructoras dan garantía de la calidad de una edificación y, por ende, de su valor.
En este punto, Poggio ejemplificó que si se tratase de una obra del reconocido arquitecto Walter Pintos Risso (autor de la Torre del Gaucho y del Golden Gate en Punta del Este, entre otras tantas obras) puede significar un elemento clave para determinar su precio. "Se valora mucho la calidad y quién lo construye se asocia a los materiales y a la calidad constructiva", aseguró.
Asimismo, la antigüedad es importante. Un apartamento a estrenar en general se cotiza más, a otro que tenga muchos años en el mercado. "Hay más demanda por apartamentos nuevos", sostuvo.
Sin embargo, se entiende que muchas veces la construcción nueva no es de tan buena calidad como la antigua, que suele ser más sólida por estar pensada para perdurar más en el tiempo.
"Hoy la tecnología ha avanzado bastante para que se mejoren las propiedades. Pero la calidad de construcción de antes, era mucho mejor. Quizá una casa nueva, hecha con la calidad justa, es malísima. Una casa vieja, con los materiales sólidos, son muy buenas", afirmó el director de Meikle Bienes Raíces, Ignacio Albanell. No obstante, remarcó que existen casas nuevas muy buenas.

Distribución.

El metraje es básico para determinar su costo. No obstante, es más importante observar la superficie utilizable y la composición del espacio. A primera vista un apartamento de 100 m2 debería ser un muy buen tamaño. Pero no hay que dejarse engañar, porque un alto porcentaje de la superficie puede consistir en zonas inaprovechables como incluir un amplio y largo pasillo.
También se debe analizar la estructura del hogar. "En casas que no tengan recepción integrada al fondo o que tengas que pasar por la cocina para llegar a los dormitorios no son buenas. Son cosas ridículas, pero en algunas viviendas ocurre. Tienen que tener una lógica", precisó Albanell.

Amenities.


La cantidad de servicios que ofrezca un apartamento elevará el precio. Las nuevas edificaciones tienden a incluir amenities en su propuesta. "Los últimos apartamentos suelen ser muy chicos, entonces se vuelve una necesidad el tener un espacio común para recibir gente o para cumpleaños", resaltó el director de Poggio & Asociados Propiedades.
Si lo que se buscan son propiedades en Montevideo, los servicios por excelencia son un gimnasio, barbacoa y lavadero. Por el contrario, si es en un balneario, el tener una piscina disponible.

Seguridad.


Desde hace un tiempo, la seguridad es un elemento clave al momento de escoger una vivienda, lo que lleva a que los que están en lugares con constante movimiento o con pluralidad de negocios sean más buscados. En contraposición, la mala iluminación, soledad e inactividad con la que goza una cuadra repercute en la demanda de una edificación, por ende, en su costo.
Esta situación ha provocado que las casas pierdan valor y que las personas busquen apartamentos. "Hoy en día diría que la seguridad a la hora de decidir es clave. La gente se está volcando más a apartamentos por un tema de seguridad", reafirmó Poggio.
El director de Meikle Bienes Raíces concordó con su colega y agregó que también ofrecen practicidad. Los hogares tienden a achicarse, a comprimir más los metros. "El living museo, no existe más. Hoy se usa toda la casa. Cambió la cabeza, la gente está más práctica", indicó.
En lo que refiere a los apartamentos, dijo que facilitan la vida de la personas y que es una ventaja el hecho de que uno puede no preocuparse por una infinidad de factores como el jardín, entre otros.
En síntesis, la búsqueda del hogar ideal puede no ser sencilla, pero identificar estas cuestiones puede ayudar a obtener una buena relación calidad/precio.

Búsqueda por las propiedades sustentables

.

Las viviendas sustentables —cuentan con autogeneración de energía en base a pequeños aerogeneradores o paneles solares— se asoman tímidamente en el mercado local. La denominada Casa Uruguaya, obra del arquitecto Eliseo Cabrera que se construyó con materiales ecológicos y se nutre con energía solar, es una prueba de esto. Si bien por el momento no son muchos los casos de edificaciones ecológicas, los agentes inmobiliarios perciben un interés de parte de la población. El director de Poggio & Asociados Propiedades, Claudio Poggio, precisó que además de que las torres de apartamentos están pensadas para incluir fuentes de energía solar o eólica, quieren incorporar una huerta orgánica para el uso de los inquilinos. "No son muchos los empendimientos con esta nueva tendencia, pero los que están se van a destacar", aseguró. Agregó que las personas que más se preocupan por conseguir este tipo de viviendas son los jóvenes, quienes son más afines al cuidado del medioambiente.
En esta misma línea, el director de Meikle Bienes Raíces, Ignacio Albanell, opinó que los extranjeros son los que más las buscan. "Sé está empezando a ver, pero creo que todavía falta mucho por recorrer", remató.

Fuente El Pais

Entradas populares de este blog

MILES DE MONTEVIDEANOS VUELVEN AL CENTRO: Barrios viejos con ADN Nuevo

Oferta de alquiler promedio para un apartamento de un dormitorio en Pocitos ronda los $ 19 mil

Aumentan créditos hipotecarios y banca privada gana terreno en el segmento