Piden incentivar construcción de apartamentos monoambientes y de un dormitorio

Piden incentivar construcción de apartamentos monoambientes y de un dormitorio

20180108
Varios operadores del sector inmobiliario pidieron incentivar la construcción de apartamentos monoambientes y de un dormitorio al amparo de la ley de vivienda promovida, que establece exigencias a los desarrollistas al momento de edificar este tipo de unidades.
“El gobierno buscó que la ley de vivienda promovida no se desvirtuara con la construcción de oficinas y limitó los monoambientes a un 20% del edificio y las unidades de un dormitorio hasta un 50% del edificio”, explicó Alfredo Kaplan, de estudio Kaplan, que insistió en varias oportunidades a lo largo del año en la necesidad de reformular algunos aspectos de la ley de vivienda promovida.
Desde su perspectiva, la actual normativa, con sus topes, perjudica el desarrollo de emprendimientos inmobiliarios en zonas centrales y medias de la capital. Pero además, desde su perspectiva debe haber un cambio que flexibilice los requisitos que el gobierno pide a los desarrollistas a la hora de edificar apartamentos monoambientes o de un dormitorio.
“Al tipo de composición familiar de hoy sería positivo que hubiese más unidades de un dormitorio que de dos o de tres, porque se venden menos”, indicó Kaplan.
En el mismo sentido se expresó Ignacio González Conde, socio de la empresa constructora González Conde, quien afirmó que en varias oportunidades se pidió flexibilizar la normativa al amparo de la realidad sociodemográfica nacional.
“Las familias ahora no se casan. Las personas se juntan. La gente mayor se divorcia y se va sola”, reflexionó González, quien entiende que habría un dinamismo mayor en las ventas de apartamentos si se permite la edificación de más unidades monoambientes y de un dormitorio en las construcciones hechas al amparo de ley de vivienda promovida. 
Lo cierto es que con los resultados del Censo 2011, llevado a cabo por el Instituto Nacional de Estadística (INE) podemos conocer un poco más sobre los uruguayos. La población es casi de 3,3 millones de habitantes, el número casi que no crece y hay cada vez más adultos mayores.
En ese contexto, el 12% de los uruguayos viven solos; 12% forman hogares nucleares sin hijos; 44% forman hogares nucleares con hijos; y 11% forman hogares nucleares monoparentales. El 32% de las personas de 12 años o más están casadas y el 19% vive en régimen de unión libre.
El 37% de las personas con pareja en el hogar viven en unión libre con pareja de otro sexo, mientras que el 0,2% viven en unión libre con pareja del mismo sexo.
La población de 65 o más años pasó de ser el 7,6% del total en el Censo de 1963, al 14,1% en el Censo 2011. A la inversa, en el período 1963-2011 se verifica un importante descenso del porcentaje de población menor de 15 años, que pasó de representar el 28,2% de la población en 1963 a constituir el 21,8% en 2011.
El 78% de las viviendas de todo el país son casas. Las casas representan 56% de las viviendas de Montevideo y el 94% del resto del país. En Montevideo, las viviendas totalizan 520.538. De ellas, 472.013 están ocupadas y 48.525 desocupadas.
Unas 9.200 son de uso temporal y 13.600 están desocupadas con el cartelito de “se alquila” o “se vende”. Otras 6.149 están deshabitadas por encontrarse en refacción o reparación. Hay 2.341 viviendas en estado ruinoso o inhabitable, mientras que en el resto del país se llega a las 8.765.
En el llamado Atlas Sociodemográfico de la Desigualdad en Uruguay, elaborado por el INE, se profundiza en la explicación: “El incremento registrado en la proporción de hogares unipersonales entre 1996 y 2011 se inscribe dentro de una tendencia de larga duración al envejecimiento que ocupa la segunda mitad del siglo XX. En 1963 algo más de uno de cada 10 hogares estaba conformado por una sola persona; en 2011 los hogares unipersonales se aproximan a un cuarto del total. En el último período intercensal el aumento de los hogares unipersonales respondió también al incremento de jóvenes y adultos que viven solos, principalmente en razón del aumento de las rupturas conyugales”.
Este mismo trabajo añade: “Los hogares conformados por parejas sin hijos aumentaron entre 1963 y 2011 hasta representar el 16,8% del total de los hogares. Ello puede explicarse por efecto de dos factores: como producto del envejecimiento poblacional, por el aumento de los hogares conocidos como “nido vacío”; y por efecto del retraso de la edad de inicio de la reproducción”.
 Fuente Revista Propiedades

Entradas populares de este blog

LA ÚLTIMA INNOVACIÓN TECNOLÓGICA LLEGA AL SECTOR INMOBILIARIO Y ARQUIBROKERS YA LA ESTA IMPLEMENTANDO

Mercado Ferrando se apronta para darle vida al barrio Cordón

Buscan construir unas 500 viviendas en el predio más grande que queda libre de Montevideo