Recuperan joya arquitectónica de Ciudad Vieja

El edificio de estilo ecléctico francés atrás del Mercado del Puerto es reciclado por intimación de la IMM
Sus alrededores fueron mejorando su aspecto en los últimos años. El edificio Jaureguiberry, en Pérez Castellano y Piedras, el Don Boutique Hotel que recuperó el estilo art-decó náutico de otro edificio a media cuadra de allí. Y quedaba él: el edificio sin nombre pero con una fachada única que los montevideanos veían deteriorarse con el paso de los años sin ninguna señal de esperanza.
Ubicado en Piedras y Maciel, el edificio de estilo ecléctico francés estaba en situación de abandono desde principios del 2000.

Finalmente, por intimación de la Intendencia de Montevideo por la caída de su mampostería sobre la vía pública, el propietario está reciclando la propiedad. El objetivo final es venderla.
Se trata de una construcción del arquitecto Juan María Aubriot, autor de edificios emblemáticos de la ciudad como la Universidad de la República (1911), la residencia presidencial de Suárez y Reyes (1908) y los pabellones de la Rural del Prado (1913).

Ubicado atrás del Mercado del Puerto, fue construido en 1900 como edificio de rentas con acceso común desde la vía pública y una planta baja comercial. Tiene cuatro pisos. En el último hay un ático de menor altura con ventanas en forma de ojos de buey.

Allí funcionó durante muchos años la pensión Pontevedra y el local de Remates Gomensoro, en la planta baja.

Grado 3 Es la protección patrimonial del edificio ubicado en Piedras y Maciel. Es considerada una “imagen urbana relevante”, por el inventario patrimonial de la Intendencia de Montevideo.

El inventario del patrimonio arquitectónico y urbanístico de Ciudad Vieja destaca del edificio la particularidad de su fachada vinculada con las modalidades del eclecticismo francés. También resalta cómo la edificación impone presencia en el entorno por su imagen y volumetría, que se convirtió en una referencia visual del área.

Es justo esa fachada con bow windows vidriadas las que llaman la atención de turistas y montevideanos por ser únicas en la ciudad, además ser el blanco de vandalismo.

Es la vidriería y la herrería dos puntos fundamentales de este reciclaje comandado por el joven arquitecto Pablo Tortora, quien también recuperó el edificio de interés patrimonial ubicado en 18 de julio y Minas.

Al fondo de esta foto de Montevideo antiguo puede verse el edificio estilo ecléctico francés de Maciel y Piedras.
Al fondo de esta foto de Montevideo antiguo puede verse el edificio estilo ecléctico francés de Maciel y Piedras.

Tortora dijo a El Observador que el trabajo incluirá, además de la recuperación exterior, las medianeras y la impermeabilización de la azotea para evitar filtraciones. La primera etapa de trabajos que se concentra en la fachada, llevará al menos dos meses y medio.

Debido a que la propiedad tiene grado tres de protección patrimonial, algunas de las intevenciones en su apariencia exterior deben ser aprobadas por la comisión especial de patirmonio.

Para el propietario del bien, que no quiso que fuera publicado su nombre, es prioritaria la habilitación del local comercial de planta baja para activarlo lo antes posible dada la revitalización que ha tenido su entorno en los últimos años.

Si la propiedad adquiere vida después de su reciclaje, se uniría a un circuito que poco a poco se destugurizó en el correr de los últimos años. A cuadra y media de allí está la antigua sede del sindicato de estibadores, que supo ser un punto conflictivo de la zona por funcionar como aguantadero de delincuentes por varios años y es ahora un edificio de oficinas.

Fuente El Pais

Entradas populares de este blog

MILES DE MONTEVIDEANOS VUELVEN AL CENTRO: Barrios viejos con ADN Nuevo

Oferta de alquiler promedio para un apartamento de un dormitorio en Pocitos ronda los $ 19 mil

Aumentan créditos hipotecarios y banca privada gana terreno en el segmento